Derzeit nicht verfügbar.
Ob und wann dieser Artikel wieder vorrätig sein wird, ist unbekannt.
Ihren Artikel jetzt
eintauschen und
EUR 2,00 Gutschein erhalten.
Möchten Sie verkaufen?
Zur Rückseite klappen Zur Vorderseite klappen
Anhören Wird wiedergegeben... Angehalten   Sie hören eine Probe der Audible-Audioausgabe.
Weitere Informationen
Alle 2 Bilder anzeigen

2G N.54 João Vilanova Artigas (2G Books) (Englisch) Taschenbuch – 8. Juli 2010


Alle Formate und Ausgaben anzeigen Andere Formate und Ausgaben ausblenden
Amazon-Preis Neu ab Gebraucht ab
Taschenbuch, 8. Juli 2010
"Bitte wiederholen"
 

Kunden, die diesen Artikel gekauft haben, kauften auch

Jeder kann Kindle Bücher lesen — selbst ohne ein Kindle-Gerät — mit der KOSTENFREIEN Kindle App für Smartphones, Tablets und Computer.


Produktinformation


Produktbeschreibungen

Leseprobe. Abdruck erfolgt mit freundlicher Genehmigung der Rechteinhaber. Alle Rechte vorbehalten.



Extracto de la primera introducción:

‘Vilanova Artigas y la Escuela de São Paulo

por Kenneth Frampton

João Batista Vilanova Artigas nació en Curitiba, estado de Paraná, en 1915. Empezó estudiando ingeniería en la universidad local para graduarse más tarde como arquitecto por la Politécnica de São Paulo en 1937. Durante sus estudios fue aprendiz en la oficina de Oswaldo Bratke, tarea que dejaría tras acabar la carrera para trabajar en el departamento de autopistas de São Paulo. Poco tiempo después colaboró en un concurso con el renombrado arquitecto Gregori Warchavchik, quien ayudó a fundar la rama del movimiento moderno brasileño en São Paulo. Aunque Vilanova Artigas se alineaba con el impulso progresista que yacía tras este movimiento, tenía sus reservas sobre la sintaxis recibida del Estilo Internacional, que tendía a tratar la cubierta de hormigón como si fuera poco más que un plano abstracto, carente de la integridad estructural de una cubierta tradicional. Las cubiertas inclinadas en voladizo al estilo de Wright, que constituyen el sello distintivo de su obra doméstica temprana, confirman que este tema era fundamental para Vilanova Artigas. Por tanto, aunque se sentía atraído por la liberación y la espacialidad de la planta libre de Le Corbusier, no se mostraba visceral sobre el carácter atectónico de la cubierta plana. Su imaginativa respuesta fue tratar la cubierta horizontal de hormigón armado como un diafragma estructural en el que las vigas y los pilares de hormigón que soportan el forjado se entienden como si fueran pórticos monolíticos, cuya rigidez emana de enmarcar la cubierta y viceversa, generando así una condición de momento flector cero en el punto de contacto con el suelo. En la obra de Vilanova Artigas de la década de 1960, esa cubierta diafragmática estaba siempre acompañada por espacios de carácter público en forma de atrios que, en ocasiones, se cubrían e iluminaban cenitalmente y, en otras, se abrían al aire libre.

A mediados de la década de 1940, antes de trasladarse a Estados Unidos con una beca de la Guggenheim Foundation, Vilanova Artigas, en colaboración con los arquitectos Rino Levi y Eduardo Kneese de Mello, fundó la rama de São Paulo del Instituto de Arquitetos do Brasil. Durante su estancia en la Costa Este de Estados Unidos conoció a algunos antiguos miembros del profesorado de la Bauhaus y en sus viajes por el país pudo familiarizarse con algunas de las obras seminales de Frank Lloyd Wright. En 1950, tras su regreso a Brasil, editó una revista titulada Caminhos da Arquitetura Moderna, a través de la cual pudo expresar su convicción de que bajo el capitalismo la arquitectura sería incapaz de servir al desarrollo progresista de la sociedad. A pesar de la radicalidad de su postura política, el Gobierno del Estado de São Paulo le encargó una serie de escuelas que serían fundamentales para la evolución posterior de su arquitectura.

Como sabemos, la arquitectura del movimiento moderno brasileño emanaba de tropos extraídos de la sintaxis del purismo de Le Corbusier, principalmente el uso de pilotis y la circulación mediante rampas. Ambos elementos adquirirían una papel destacado en la evolución de la arquitectura de Vilanova Artigas una vez se distanció de Wright; una influencia que todavía estaba presente en su propia casa, de 1942, y en la casa Rio Branco Paranhos, de 1943. Las rampas como tema clave de su arquitectura aparecen por primera vez en el Hospital de São Lucas, construido en Curitiba en 1945, en el que sirven para unir las alas de un pequeño sanatorio. Una rampa de acceso combinada con pilotis determinaría el perfil de la sección de la casa Czapski, construida en 1949. Como Vilanova Artigas admitiría, la apropiación de esos tropos provenía del modo en que se habían utilizado en la arquitectura de Río de Janeiro durante la segunda mitad de la década de 1930, sobre todo en la brillante obra temprana de Oscar Niemeyer, en la que la severidad de la sintaxis de Le Corbusier se veía en parte atenuada por los paisajes sensuales de Roberto Burle Marx.

Lo que la Escuela Paulista añadía a este exuberante lenguaje topográfico era una actitud tectónicamente más rigurosa hacia la articulación de la forma estructural. Dicha actitud se hace evidente en la cubierta inclinada de la casa Czapski, cuya pendiente es paralela, casi hasta constituir una caricatura, a la de la rampa de acceso que cobija; ambos elementos aparecen como un recorte en la superficie del muro cortina del edificio. Esta combinación de una cubierta a un agua con una rampa ya aparecía en el proyecto para la casa Errazuris de Le Corbusier en 1930, y Niemeyer la elaboró en el club náutico de Pampulha, Belho Horizonte, 1942. En la obra de Vilanova Artigas, este binomio adquiere un carácter de mayor estridencia escultural, confiriendo simultáneamente, tanto a la rampa como a la cubierta, una dimensión monumental. (…)’

Copyright del texto: sus autores
Copyright de la edición: Editorial Gustavo Gili SL

Welche anderen Artikel kaufen Kunden, nachdem sie diesen Artikel angesehen haben?

Kundenrezensionen

Noch keine Kundenrezensionen vorhanden.
5 Sterne
4 Sterne
3 Sterne
2 Sterne
1 Sterne